Fabricación

(Raúl) ” Gran parte de mi vida he estado rodeado de zapatos, mi padres tenían un taller de calzado -aparado- en nuestro pueblo La Vall d’Uixó, localidad con una gran tradición en ésta actividad gracias a la fabrica Segarra que fue el principal motor económico de muchas familias durante muchísimo tiempo.

Recuedo aquellas noches ayudando a mi padre a preparar la faena para las repuntadoras –  cañas, palas, contrafuertes, churros, .. todo ese puzzle de piezas que conforman el zapato -, las tardes de reparto con su correspondiente pausa para merendar y  a mi madre en el día a día en el taller, organizando y dirigiendo para que todo funcionará ”